Skip to content
Ciclo de Krebs

Conoce la glucolisis anaerobia y su importancia en el ejercicio intenso

Glucólisis anaerobia

La glucólisis anaerobia es el principal proveedor de ATP durante el ejercicio intenso que dura entre 10 y 120 segundos. Por eso se la llama también “sistema de energía a corto plazo” y “sistema de ácido láctico”. A medida que un ejercicio continúa durante más de 10 segundos, el sistema glicolítico anaeróbico se encarga de proporcionar ATP.

Este sistema usa glucosa en la sangre o glucógeno para formar ATP rápidamente sin oxígeno. Si se usa glucosa, genera 2 ATP, mientras que si se usa glucógeno, forma 3 ATP.

El producto final de este sistema energético es el ácido láctico. A medida que el ácido láctico se acumula, la producción de ATP a través de la glucólisis anaeróbica comienza a disminuir.

Este sistema proporciona ATP por hasta 2 – 3 minutos. Si el ejercicio continúa más allá de 2 a 3 minutos, se debe disminuir la intensidad del ejercicio o el cuerpo cambiará a sistemas aeróbicos para usar oxígeno para producir ATP.

Glucólisis anaerobia
Glucólisis anaerobia

¿Qué es la glucólisis anaerobia?

El sistema de la glucólisis anaerobia produce mucha energía, pero no tanto o tan rápido como el sistema ATP aeróbico. Sin embargo, tiene suministros de combustible más grandes y no quema todo su combustible tan rápido como el sistema ATP aeróbico, por lo que no se fatiga tan rápido.

La contribución del sistema glucolítico rápido a la producción de energía aumenta rápidamente después de los primeros diez segundos de ejercicio intenso. Esto coincide con una caída en la potencia de salida, ya que los fosfágenos disponibles de inmediato de ATP comienzan a agotarse.

A los 30 segundos de actividad sostenida, la mayoría de la energía proviene del sistema glicolítico anaeróbico. A los 45 segundos de actividad intensa sostenida, hay una segunda disminución en la potencia de salida. El ejercicio más allá de este punto depende cada vez más del sistema de energía aeróbica, ya que el sistema glicolítico anaeróbico comienza a fatigarse.

¿Cómo funciona el sistema?

Hay cuatro pasos clave involucrados en el sistema de glucósis anaerobia.

Glucólisis anaerobia
Glucólisis anaerobia

Pasos del sistema glucolítico anaeróbico:

  • Inicialmente, el glucógeno almacenado se convierte en glucosa. La glucosa se descompone por una serie de enzimas.
  • 2 ATP se utilizan para alimentar la glucólisis y 4 se crean para que el cuerpo gane 2 ATP para usar en la contracción muscular.
  • La descomposición de la glucosa para sintetizar ATP da como resultado la creación de una sustancia llamada ‘piruvato’ e iones de hidrógeno. El músculo se vuelve cada vez más ácido a medida que se crean más iones de hidrógeno.
  • Debido a que este sistema es ‘anaeróbico’, no hay suficiente oxígeno para descomponer el piruvato y sintetizar más ATP.

La unión del piruvato con algunos de los iones de hidrógeno se convierte en una sustancia llamada lactato (completamente diferente al “ácido láctico”).

El lactato actúa como un sistema de amortiguación temporal para reducir la acidosis (la acumulación de ácido en las células musculares) y no se sintetiza más ATP.

¿Qué es el lactato y qué hace?

Durante mucho tiempo se pensó en el lactato como la principal causa de fatiga y la causa de la sensación de “quemadura” creada en los músculos durante el ejercicio intenso. Ahora sabemos que esto es incorrecto. El lactato en realidad ayuda al rendimiento durante el ejercicio intenso.

Durante los procesos de glucólisis, los iones de hidrógeno (H +) se liberan en la célula muscular. Sin oxígeno, el H + no se puede eliminar y, como resultado, la célula muscular se vuelve cada vez más ácida.

Glucólisis anaerobia
Glucólisis anaerobia

Es esta acidez la que sentimos como una sensación de ardor y se produce únicamente como resultado de la acumulación de iones de hidrógeno (H +).

Si una célula muscular se vuelve demasiado ácida, el músculo deja de funcionar, ya que las enzimas que controlan la glucólisis luchan para funcionar en un ambiente ácido.

Durante el ejercicio de alta intensidad, los productos de la glucólisis anaeróbica, a saber, el piruvato y el H +, se acumulan rápidamente.

El lactato se forma cuando una molécula de piruvato se une a dos iones H +. Luego, el lactato se retira rápidamente de la célula muscular, evitando que la célula se vuelva demasiado ácida para que el ejercicio pueda continuar por un poco más de tiempo.

Sin embargo, a medida que el ejercicio intenso continúa, llegamos a un punto en el que no podemos eliminar suficiente lactato de nuestros músculos para controlar la acidosis causada por la rápida acumulación de H +.

Cuando esto sucede, somos incapaces de mantener la intensidad del ejercicio y tenemos que interrumpir el ejercicio o reducir la intensidad.

Por eso, incluso con la ayuda del lactato, solo podemos trabajar a alta intensidad durante cortos períodos de tiempo. Hay que tener en cuenta que si no se formara el lactato, no podríamos trabajar a alta intensidad durante el tiempo que podamos.

El lactato que se extrae del músculo se transfiere a los músculos circundantes que tienen oxígeno disponible y también al hígado, donde se analizan diversas reacciones químicas que finalmente lo convierten de nuevo en piruvato o glucosa para más glucólisis y producción de energía a través del sistema de energía aeróbica.